TORMENTA TROPICAL DELTA 2005

La tormenta tropical 'Delta' amenaza Canarias con vientos que rozan los 100 kilómetros por hora

ELMUNDO.ES
MADRID.- Aunque el centro de la tormenta tropical 'Delta' se encuentra a varios centenares de kilómetros de Canarias, en el archipiélago se han registrado vientos que rozan los 100 kilómetros por hora, lo que ha obligado a las autoridades a suspender la actividad escolar en las Islas. En La Palma, la rotura de una palmera ha ocasionado heridas a una ciudadana alemana.
A las 16.00 horas peninsular, el centro de la tormenta estaba localizado cerca de la latitud 30,2 norte y longitud 23,3 oeste, a unos 560 kilómetros al oeste-noroeste de la isla canaria de La Palma.
'Delta', cuyos vientos con fuerza de tormenta tropical se extienden en un radio de 230 kilómetros desde su centro, se está moviendo hacia el este-noreste a cerca de 46 kilómetros por hora y se espera una trayectoria mayormente al este durante las próximas 24 horas.
Sus vientos máximos sostenidos estaban en cerca de 105 kilómetros por hora, con ráfagas mas fuertes. Los expertos pronostican un leve debilitamiento durante las próximas 24 horas.
El fuerte viento ha provocado el lunes la rotura de una palmera en la isla de La Palma, que en su caída ha ocasionado heridas en una pierna a una ciudadana alemana.
El aeropuerto de La Palma ha registrado a lo largo de la mañana del lunes vientos de hasta 92 kilómetros por hora que han ocasionado la suspensión de varios vuelos interinsulares.

Asimismo, las inclemencias meteorológicas ocasionadas por la tormenta tropical 'Delta', situada al Oeste de La Palma, obligaron al desvío de un chárter procedente de Amsterdan al aeropuerto Reina Sofía, en el sur de Tenerife.
En el observatorio Roque de Los Muchachos, los vientos han superado los 95 kilómetros por hora, razón por la que las autoridades educativas de La Palma han decidido sumarse a las recomendaciones dadas por la Consejería de Educación y por la Dirección General de Emergencia y han suspendido la actividad educativa a partir de las 14.00 horas del lunes.
Según confirmó a elmundo.es Ángel Rivera, jefe de predicciones del Instituto Nacional de Meteorología, 'Delta' se formó hace unos tres días en el Atlántico y se desplazó ya como tormenta tropical hacia las islas Azores, donde se mantuvo estacionario tres días, para luego iniciar un viaje hacia el este.
La previsión del Centro Coordinador de Emergencias del Gobierno de Canarias es que la situación empeore a lo largo de la tarde de hoy y que se mantenga hasta el mediodía de mañana.
Se esperan vientos de fuertes a muy fuertes en zonas altas con rachas que van a superar los 75 kilómetros por hora e incluso los 100 kilómetros y que a lo largo de la tarde estas rachas alcancen las zonas de medianías y las costas.
En cuanto a las precipitaciones, se espera que sean de moderadas a fuertes con probabilidad de tormenta hasta la primera hora de mañana.
Robert García, meteorólogo del Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, afirmó que 'Delta', después de pasar por el norte de las Canarias, podría azotar la costa de Marruecos entre la noche del lunes y la madrugada del martes, aunque algo debilitada.
"'Delta' está a punto de transformarse en un sistema extratropical en el que la tormenta se desorganiza y expande, de manera que su estructura se debilita y desaparece rápidamente", explicó García.
Para el meteorólogo, no es inusual que las tormentas que se han formado en la última fase de la temporada al norte del Caribe lleguen hasta Europa: "Tenemos registros de tormentas que han entrado hasta en el Mediterráneo y de otras que han llegado hasta Inglaterra".

TORMENTA TROPICAL DELTA 2005

29 de noviembre de 2005

1ª parte

video

2ª parte

video

DESTRABUCADA DEL TRIMARAN GROUPAMA

video

Puerto de Santa Cruz de La Palma Noviembre de 2005

TORMENTA TROPICAL "DELTA" 2005

Reflotamiento del " Tornasol"


Fotos: Novafoto

TORMENTA TROPICAL DELTA 2005





LA TORMENTA TROPICAL DELTA

La Tormenta tropical Delta fue una tormenta tropical que afectó a las Islas Canarias (España y a Madeira (Portugal entre el 28 y el 29 de noviembre de 2005.
Inició su andadura en el Golfo de Guinea, y, al contrario de lo que suele ocurrir, giró hacia el norte, manteniéndose estática cerca de las Azores para luego girar al este y no al oeste como ocurre normalmente.
Se empezó a notar en las islas más occidentales del archipiélago (La Palma y El Hierro la mañana del 28, y a medida que pasaba el día se fue trasladando hacia el este, de modo que esa tarde ya empezó a actuar con fuerza sobre Tenerife (la isla a la postre más afectada).
Durante la noche, los vientos arreciaron y llegaron a alcanzar los 140 km/h en la costa y casi los 250 km/h en el Teide, cumbre de Tenerife.

Trayectoria de la tormenta

TORMENTA TROPICAL DELTA 2005

VIDEO
http://www.youtube.com/watch?v=2RzyLmfqrn4

ESCALAS EN LA PALMA DEL JUAN SEBASTIAN DELCANO

domingo 13 de noviembre de 2005
JUAN CARLOS DIAZ LORENZO

El 19 de abril de 1928 se produjo en aguas de Cádiz la primera salida a la mar del flamante Juan Sebastián de Elcano. Con tal motivo, desde Madrid viajó el Rey Alfonso XIII, quien, después de recibir las salvas de ordenanza del cañonero Bonifaz, subió a bordo, momento en el que fue izado el estandarte real al tiempo que los barcos surtos en el puerto lucían sus empavesadas y hacían sonar las sirenas. A Don Alfonso XIII le acompañaba el duque de Miranda y, ya a bordo, el comandante del buque, capitán de fragata Manuel de Mendívil y Elio, ordenó la maniobra de desatraque del muelle gaditano para fondear poco después en medio de la bahía.Al día siguiente, a primera hora de la mañana, con tiempo de levante en la zona del Estrecho, el Elcano comenzó a virar cadena y, con el ancla a la pendura, dio avante y puso proa a mar abierta con el estandarte real en el tope y en la enseña nacional en el pico. Tras su estela les seguía el cañonero Bonifaz, al que, poco después, Su Majestad ordenó regresar al puerto de apostadero. El buque de escolta hizo las salvas de ordenanza y cayó a una banda para retornar a Cádiz.El puerto de destino del Juan Sebastián de Elcano era Málaga, al que arribó a mediodía del 20 de abril con el trapo largo y el motor parado. Fue una operación liviana, en la que trabajaron los ágiles marineros y cuando el barco quedó atracado, Don Alfonso XIII desembarcó en medio del clamor popular.A lo largo de su dilatada historia, el buque-escuela ha visitado en numerosas ocasiones los puertos de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas, generalmente al comienzo de su crucero anual de instrucción. A éstos sigue, en número de escalas en Canarias, el puerto de Santa Cruz de La Palma, que ha visitado en cinco ocasiones.La primera escala se produjo el 1 de septiembre de 1929, en el transcurso de su segundo crucero de instrucción, que comenzó en Cádiz el 4 de agosto de 1929 y concluyó el 30 de mayo de 1930. Entonces venía al mando del capitán de fragata Claudio Lago de Lanzós y Díaz y en aquel largo periplo realizó escalas en Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Santa Cruz de La Palma, Tánger, Barcelona, Valencia, Melilla, Sevilla, Funchal, Río de Janeiro, Magallanes, Talcahuano, Valparaíso, Callao, Guayaquil, Balboa, Santiago de Cuba, La Habana y Ponta Delgada.Sin embargo, en un viaje anterior de adiestramiento de la tripulación, previo al primer crucero de instrucción iniciado en Cádiz el 19 de abril de 1928 y rendido en Pasajes el 16 de julio, el buque-escuela navegó 5.769 millas repartidas en 57 singladuras con escalas en Málaga, Sevilla, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife. Desde la capital tinerfeña, en el viaje de subida al Cantábrico, bordó el Este de La Palma, demorando el faro de Punta Cumplida.El 18 de julio de 1936, el buque-escuela se encontraba en Cádiz y desde el primer momento quedó bajo control de las fuerzas sublevadas, como lo estaban, asimismo, los guardacostas Uad Muluya, Uad Lucus y Uad Kert, los cañoneros Laya y Dato, el planero Tofiño y el torpedero T-19. En dique, sometido a grandes reparaciones, se encontraba el crucero República, así como los cañoneros Cánovas del Castillo y Lauria. Aunque las tripulaciones se amotinaron a la desesperada en la noche del 21 de julio, fueron represados por las fuerzas de Infantería de Marina. En la noche del 18 de julio, el destructor Churruca desembarcó tropas regulares que había embarcado en Ceuta.El buque-escuela permaneció amarrado en Cádiz y a bordo quedó instalada una estación de radio que sirvió de enlace de las unidades navales de los sublevados con las de sus aliados, lo que produjo algunos resultados.La segunda escala del Juan Sebastián de Elcano en el puerto palmero se produjo con motivo del XII crucero de instrucción -comandante, capitán de navío Camilo Carrero Blanco- que se inició en Cádiz el 23 de julio de 1942 y finalizó en el citado puerto el 21 de noviembre del mismo año. Aquel fue un viaje limitado por las circunstancias del momento -Europa vivía la Segunda Guerra y en España hacía tres años que había finalizado la guerra civil-, por lo que el viaje consistió en escalas en puertos nacionales: Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Cádiz, Santa Cruz de La Palma, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, regresando de nuevo a Cádiz.La siguiente escala, la tercera, fue con motivo del XIX crucero de instrucción -comandante, capitán de navío Manuel de la Puente y Magallanes-, que se inició en Cádiz el 21 de enero de 1948 y finalizó en Marín el 18 de diciembre del mismo año. Entonces hizo escalas en Marín, Funchal, Cartagena de Indias, Punta Delgada, Las Palmas, Santa Cruz de La Palma, Santa Cruz de Tenerife, Marín, Cádiz, Santa Cruz de Tenerife, Funchal, Cabo Verde, Las Palmas, Tánger y Marín.Pasaron 42 largos años hasta que el buque-escuela de la Armada española recaló de nuevo en el puerto palmero y fue con motivo de su LXI crucero de instrucción -comandante, capitán de navío Pedro Lapique Quiñones-, que se inició en Cádiz el 10 de enero de 1990 y finalizó en Marín el 13 de julio del mismo año. Además de Santa Cruz de La Palma, el buque Juan Sebastián de Elcano hizo escalas en Santa Cruz de Tenerife, San Juan de Puerto Rico, Acapulco, San Francisco, Los Ángeles, San Diego, Santo Domingo y Nueva York.En la mañana del 16 de enero el buque-escuela atracó en el muelle de Santa Cruz de La Palma, después de haber sido recibido a varias millas de la costa por un nutrido grupo de veleros deportivos y barcos de pesca, que lo acompañaron hasta el recinto portuario. Sobre el muelle aguardaban más de un millar de personas. En ese mismo día, como es tradición, el comandante del buque, Pedro Lapique, cumplimentó a las autoridades insulares, que devolvieron la visita a bordo a mediodía. El comandante general de la Zona Marítima de Canarias, vicealmirante José Enrique Delgado Manzanares, fue recibido "a la voz y el cañón", vistosa ceremonia en la que los tripulantes cubren candeleros. A éste le acompañaba el capitán de navío Amancio Rodríguez Castaños, nacido en Santa Cruz de La Palma, que ocupaba entonces la jefatura del Arsenal Naval Militar de la Base Naval de Las Palmas y que en el año lustral de 1995 desempeñaría el cargo de almirante-jefe de la Zona Marítima de Canarias.El pueblo de La Palma se volcó en múltiples atenciones durante la visita del barco, con espontáneas atenciones a sus tripulantes. Más de dos mil personas lo visitaron el día de su llegada, por espacio de casi cuatro horas. "El acceso al puerto -dice la crónica de DIARIO DE AVISOS- así como las vías de confluencia hacia éste llegaron a colapsarse por la gran cantidad de coches que circulaban por la zona", y ante la cantidad de público que el primer día no pudo visitar el barco, se programó una segunda visita en la tarde del día siguiente. El Real Club Náutico ofreció en la noche una recepción y un baile a los oficiales y guardias marinas en la sede de la calle Real, así como una actuación especial del grupo folklórico de Coros y Danzas de Santa Cruz de La Palma.Al día siguiente, la tripulación del Juan Sebastián de Elcano realizó una excursión por la isla. Entre los invitados se encontraban nueve palmeros que habían realizado su servicio militar a bordo del velero, y entre ellos figuraba Jesús Barrios Pérez, de las Breñas, que formaba parte de la dotación en calidad de enfermero. Ese mismo día, el Cabildo Insular, presidido por José Luis González Afonso, ofreció un almuerzo en el que, a los postres, el titular de la corporación hizo entrega de una placa conmemorativa al comandante del buque-escuela, que marcó el final del programa de la visita del barco, que esa misma tarde se hizo a la mar rumbo a Santa Cruz de Tenerife.La quinta escala se produjo los días 19 y 20 de enero de 1998, ocasión en la que el insigne velero arribó de nuevo a la capital palmera al mando del capitán de navío Teodoro de Leste Contreras. A bordo viajaban 35 guardias marinas de la 400 promoción del Cuerpo General de la Armada y otros 10 de la 130 promoción de Infantería de Marina, así como dos guardiamarinas invitados de la Marina de Guerra de Tailandia, país con el que España mantiene unas estrechas relaciones.El crucero empezó el 10 de enero en Cádiz y durante el largo viaje realizó escalas en Santa Cruz de Tenerife, Santa Cruz de La Palma, Río de Janeiro, Buenos Aires y Punta Arenas, atravesando el Cabo de Hornos para continuar en demanda de Valparaíso, El Callao, Cartagena de Indias, La Guaira, Pensacola, Norfolk, Lisboa y Cádiz, a donde arribó el 31 de julio siguiente.La escala en La Palma tuvo, en aquella ocasión, el sello de los hechos especiales, pues recibió del Cabildo Insular la Medalla de Oro de la Isla, que le fue entregada por el presidente de la primera corporación, José Luis Perestelo, al comandante del buque, en presencia de las primeras autoridades, entre las que se encontraba el almirante-jefe de la Zona Marítima de Canarias, Francisco Núñez Laccaci, viejo y buen amigo de La Palma.Durante la estadía del buque-escuela se repitieron los actos oficiales, las escenas espontáneas de afecto de la población hacia su tripulación, la ingente cantidad de público que visitó el barco y que presenció su salida en la tarde del día 20, cuando, en una maniobra vistosa e inolvidable, largó todo el trapo dentro de la bahía y navegó a lo largo de la costa este de la isla poniendo luego rumbo al Sur, dejando por la banda de estribor la punta de Fuencaliente.
FUENTE: http://historicalsociety.blogspot.com/search/label/Juan%20Sebasti%C3%A1n%20Elcano

FRANCISCO DIAZ PIMIENTA

General y almirante de la real armada de las Indias, era hijo de Francisco Díaz Pimienta, natural de Los Llanos en la isla de La Palma, de la noble familia de este apellido, el cual siendo excelente náutico y el oficial más sobresaliente de la marina de Felipe II, se halló en la batalla de Lepanto y se distinguió sobre todos. El almirante imitó a su padre en el valor y quizá le excedió en los importantes servicios de mar y tierra. Será inmortal la fama que se concilió en 1641, cuando, habiendo tomado el mando de los galeones y armada de las Indias, en calidad de general, ganó la isla de Santa Catalina o de la Providencia, echando de ella los ingleses a fuerza de armas y recogiendo los prisioneros y despojos. En premio de esta hazaña se le hizo merced del hábito de Santiago, y en la capilla de Santa Ana de la parroquial de La Palma, anexa al mayorazgo de Díaz Pimienta, se colgó una pintura de aquella conquista. Descienden de este héroe canario los marqueses de Villa Real en España. Murió en el sitio de Barcelona.
Fuente:http://www.mgar.net/lapalma.htm

JACQUES DE SORES

Jacques de Sores fue un pirata francés que atacó y quemó La Habana, Cuba en 1555.
Aparte de su ataque a La Habana, poco se sabe de él. Fue apodado "El Ángel Exterminador" ( "L'Ange Exterminateur"). Fue el líder de una banda de Huguenot piratas y teniente o lugarteniente de otro pirata francés, François Le Clerc. Le Clerc y Sores partieron de Francia en 1553 con tres buques reales y una serie de corsarios, por encargo de Francisco I de Francia, que envidiaba las riquezas que traía España desde el Nuevo Mundo. Le Clerc había atacado Santiago de Cuba en 1554, y algunos mencionan un ataque a Santiago de Cuba por parte de Sores, aunque no está claro si formaba parte del ataque de Le Clerc. Puede haber utilizado Cayo Romano y Cayo Coco en el archipiélago de Jardines del Rey como base de operaciones.

En 1570 asesinó a 40 jesuitas misioneros y arrojó sus cadáveres en el mar frente a Tazacorte, en la isla canaria de La Palma - una serie de cruces en el fondo del mar todavía marcan el sitio hoy.